El Huerto del Rey Moro cumple ya sus primeros 15 años llenos de vida

El vecindario lo celebró con una gran fiesta

Desde que abriera sus puertas, es el propio vecindario del barrio de San Julián y alrededores el que gestiona y cuida este espacio libre, único por sus altos valores ambientales, sociales y patrimoniales. Y es por lo que no ha cesado de reivindicar que el planeamiento urbanístico elimine la previsión de construir en su interior.

Sevilla, a domingo 10 de marzo de 2019.

El Huerto del Rey Moro (HRM) es un singular espacio libre e iniciativa ciudadana del barrio de San Julián, en el casco antiguo, sito en un interior de manzana entre las calles Sol y Enladrillada, con acceso desde ésta. Y este pasado sábado, día 9 de marzo, con una gran fiesta popular celebró que se cumplían 15 años desde que el vecindario abrió, puso en uso y en valor y gestiona dicho espacio.

A lo largo de este pasado sábado, desde las 11:30 hs., tuvieron lugar diversas actividades culturales y de divertimento, acompañadas con selectos guisos y caldos artesanos elaborados en el entorno.

El HRM nació cuando un grupo de vecinas decidió poner por fin en uso para el barrio ese gran “solar” (de casi 5000 m²) que veían desde sus azoteas. Porque, al consultar los documentos oficiales, se reveló que era un espacio declarado Monumento (junto con su colindante Casa del Rey Moro), dados sus altos valores patrimoniales. Y que desde hacía lustros estaba previsto destinarlo a jardín público; pero sólo en parte: también se preveía la construcción de viviendas…

Pero en la práctica seguía cerrado, desconocido, desaprovechado. Y eso cambió radicalmente hace 15 años: era el 15 de febrero de 2004 cuando esas vecinas inquietas abrieron las puertas del HRM; también con una fiesta barrial. Y en todo este tiempo el espacio, por una parte, se ha convertido en un lugar maravilloso para la simple estancia; una burbuja de paz en mitad del tráfago urbano. Y por otra, ha generado y albergado una gran cantidad de actividades ciudadanas diversas, tanto vecinales como del resto de la ciudad. Un espacio único, verdadero trozo de campo dentro del casco histórico, que viene sirviendo de manera impagable para el enriquecimiento cultural, educativo y social de su entorno.

Las vecinas que descubrieron el sitio hace 15 años no se podían imaginar toda la vida, la actividad y el disfrute que éste podría llegar generar; porque ha servido ya para muchas y variadas cosas: encuentros vecinales, comidas populares, jornadas patrimoniales, conciertos, cine, debates, representaciones artísticas, juegos, lugar de reunión para colectivos y grupos de amigxs, espacio de concienciación agroambiental y ciudadana, celebración de cumpleaños infantiles… Y también para la actividad hortelana, en la que participan varias decenas de personas, que disfrutan así del bienestar que reporta labrar la tierra, sacarle frutos sanos y comérselos, hacer ejercicio físico al aire libre, realizar iniciativas en colectivo… Y durante varios años el espacio ha albergado, así mismo, un proyecto de huertos educativos, con el que han llegado a disfrutar y formarse más de 500 escolares por curso de tres colegios públicos del barrio.

No obstante todo lo apuntado, el Ayuntamiento, sorprendentemente, aún no ha corregido el grave error urbano y patrimonial de pretender construir sobre tan señero espacio e iniciativa social.

Esta celebración la organiza la Asamblea de Amig@s del Huerto del Rey Moro, “La Noria”; la entidad ciudadana que aglutina al vecindario y demás personas que dan uso y cuidan del lugar.

Asamblea de Amig@s del Huerto del Rey Moro, “La Noria”

http://www.huertodelreymoro.org/ / info@huertodelreymoro.org

sdr